Top 5 mejores luchas de WWE del 2020 - DHS Mas Info

Nuevo

diciembre 29, 2020

Top 5 mejores luchas de WWE del 2020

Hola a todos, el 2020 está a punto de finalizar y a pesar de que este ha sido un año peculiar por la situación sanitaria que aún estamos viviendo, uno de los deportes-espectáculo que nunca detuvo su producción durante la pandemia fue la lucha libre, la cual, en medio de la ausencia de público y de las vicisitudes propias de las circunstancias, siempre apeló al refrán de "el show debe continuar", por lo que las diferentes promociones a nivel mundial nunca detuvieron su quehacer y se reinventaron para seguirnos entregando material digno de análisis. A pesar de que compañías como AEW, Impact Wrestling, AAA, NJPW entre otras, nos otorgaron grandes enfrentamientos, hoy nos centraremos en revisar los que a nuestro juicio han sido los cinco mejores encuentros brindados por la empresa de "Wrestling" más grande y mediática del mundo: WWE.

Cabe resaltar que uno de los recursos más utilizados este año fueron los "encuentros cinematográficos", los cuales, más allá de ser del gusto o no de la gente, se alejan un poco de la esencia pura de la lucha libre, por lo que en este listado no encontraras luchas como el "Boneyard match" de AJ Styles vs. The Undertaker o el denominado "Greatest Wrestling match ever" entre Randy Orton y Edge. Así que con lo anterior claro, comenzaremos con el conteo. 

5. Lucha de escaleras por el campeonato intercontinental: Sami Zayn (c) vs. AJ Styles vs. Jeff Hardy - Clash of Champions 


Las luchas de escaleras suelen caracterizarse por tener maniobras extremas y lances vistosos que cautivan la atención del público y lo obligan a parase de su silla para reconocer la proeza atlética que estos significan, generan emoción, adrenalina e impacto en el espectador, sin embargo, un combate no necesariamente se considera bueno por estar repleto de "spots", pues la lucha libre en si misma es una historia y necesita que los sucesos sean coherentes entre si, y cuando una contienda no tiene una secuencia lógica de eventos y sólo está repleta de movimientos extravagantes pero sin sentido, entonces pierde ese hilo conductor que brinda la sensación de realismo y drama tan necesario en una buena contienda. 

Pues bien, este no fue el caso de este combate, pues tanto Sami como Jeff y AJ fueron capaces de mezclar la parte estética con la psicológica a la perfección, brindándonos una lucha llena de momentos excepcionales para la vista del público, pero a la vez apelando al ingenio para entregarnos un combate más creativo que estrambótico, con momentos singulares como el hecho de ver la oreja de Hardy esposada a la escalera, o la llave que salió de la boca de Sami Zayn, todo ello sin dejar de presentar movidas riesgosas como el clásico "Swanton bomb" de Jeff desde la cima de la escalera. La historia de fondo además le dio un matiz interesante, pues en cierta forma reivindicó la gloria perdida del titulo intercontinental y retomó hechos del pasado como la coronación pospuesta de Sami Zayn, para darle continuidad a la historia presente. Simplemente un combate muy interesante digno de ver por cualquier fanático de la WWE y la lucha libre en general. 

4. Lucha de sillas, mesas y escaleras por el campeonato Universal de WWE: Roman Reigns (c) vs. Kevin Owens - TLC


Se trata de un caso parecido a la lucha antes mencionada, dado que si bien fue un combate en el que no faltaron las maniobras lujosas y la destrucción que tanto nos gusta, se caracterizó más por ser una batalla con suspenso, drama y riqueza narrativa. Muchos critican a Roman Reigns acusándolo de no ser un buen luchador y de recibir un empuje inmerecido por la empresa, pero con este tipo de luchas se demuestra que él quizás no sea el hombre más virtuoso técnicamente hablando en el ring (tampoco el menos), pero si es muy capaz de contar una gran historia en el cuadrilátero y su actual personaje le otorga mayor profundidad y realismo a su accionar dentro de este, convirtiéndolo en lo que siempre ha debido ser: una figura imponente. 

Este combate cumple un rol muy importante en el desarrollo del nuevo personaje de Roman Riengs. Si bien Jey Uso a nivel narrativo no tiene el mismo peso que Roman, la saga entre él y su primo tuvo la finalidad de establecer al perro mayor como el jefe de la tribu, destruyendo a un miembro de su propia familia en el proceso, y este combate con Kevin Owens tuvo otro propósito subsecuente: confirmar a Roman como el proveedor que se sienta en la cabecera de la mesa de SmackDown, mediante la destrucción de uno de los mayores representantes de su resistencia. Por su parte, KO cumple muy bien el papel de antagonista, pues todo su accionar es puntual y acorde al contexto, tanto sus expresiones faciales, como su gran facilidad para maniobrar en ambientes caóticos como el de este encuentro y su gran química con el samoano, permitieron que este duelo tenga el perfecto balance entre "storytelling", acción y emoción que lo hace acreedor a un puesto en este ranking. 

3. Final del torneo por el vacante titulo intercontinental AJ Styles vs. Daniel Bryan - SmackDown 12 de Junio


Parece redundante hablar de la calidad que tienen AJ Styles y Daniel Bryan sobre el cuadrilátero, se trata de dos veteranos que prácticamente han dedicado su vida entera a luchar y perfeccionar sus respectivas técnicas y estilos sobre el ring, sin embargo, pese a conocerse desde hace muchos años y a haber tenido previamente una serie de enfrentamientos por el titulo de la WWE en el año 2018, ambos nos dejaron cierta sensación de deuda, pues aunque sus luchas no fueron malas de ninguna manera, tampoco fueron los clásicos que esperábamos ver, por lo que este combate se presentaba como la oportunidad de finalmente observar el encuentro que muchos soñábamos sobre un ring de WWE y eso fue definitivamente lo que obtuvimos. 

Soy muy crítico respecto al "Wrestling independiente", se que muchos fanáticos adoran la lucha técnica y la realización de maniobras exóticas en el ring, pero yo soy un defensor fehaciente de la lógica y de la congruencia narrativa, pues prefiero ver movimientos simples pero con un propósito en la historia contada en el encordado, a observar cientos de maniobras fastuosas y "cool" pero sin sentido, y creo que esto tanto Daniel Bryan como AJ Styles lo entienden a la perfección, ya que con el paso de los años, ellos han sabido adaptar su estilo foráneo y moldeado fuera de WWE, a lo que la realidad de su actual empresa les pide, sin dejar de lado su esencia propia como luchadores. 

Además, el tiempo y las lesiones no pasan en vano y es claro que ni Bryan ni Styles son los luchadores que eran hace diez años, y pese a sus limitaciones, ambos fueron capaces de crear una batalla muy completa en todo sentido, con una secuencia de lucha en cadena inicial muy verosímil y sólida, pasando por un muy buen trabajo sobre una extremidad del adversario (cosa muy propia de sus estilos), hasta llegar a una secuencia final que no abusó de los falsos finales y que fue muy entretenida y atractiva. El suspenso y la emoción se sostuvo de principio a fin, casi todas las maniobras fueron fluidas y bien ejecutadas, el combate no se sintió coreografiado y realmente se vio una oda al wrestling clásico, fino y de estilo puro. 

2. Lucha por el campeonato de NXT: Finn Balor (c) vs. Kyle O'Reilly: NXT Takeover XXXI


Siguiendo una línea similar a la relatada para el encuentro anterior, este es otro de esos combates que evocan el estilo clásico de la lucha libre de antaño, pero fortalecido con maniobras modernas y brillantes del "wrestling" actual. Al final del día, la función básica de la lucha libre es entretener al público, y este combate definitivamente fue un deleite, una montaña rusa de emociones, muy pulido, muy pulcro y muy bien trabajado. He sido feroz a la hora de evaluar el desempeño de Kyle O'Reilly sobre el ring, pues pese a que es un luchador muy versátil y con un arsenal variado, inspirado en el Jiu Jitsu, siento que a veces peca por no vender bien los castigos de sus oponentes, cosa que le quita credibilidad a sus encuentros (al menos en el marco del estilo de WWE), pero en esta contienda precisamente, Kyle fue muy preciso, entendió muy bien los tiempos de la lucha y lo que esta pedía en los momentos clave, subiendo el ritmo cuando fue necesario y explotando pero también enfriando el tren de batalla cuando así fue requerido. Opacado un tanto por el brillo del líder de su facción "Undisputed era": Adam Cole, este definitivamente fue el momento de brillar para Kyle O'Reilly y vaya que lo hizo muy bien.

En cuanto a Finn Balor, en mi concepto este ha sido su mejor combate desde que arribó a WWE. Es claro que para el Irlandés ha sido difícil adaptarse a la forma y al contenido del producto de la empresa de Vince McMahon, sin embargo, en esta lucha en particular, "The Prince" tuvo libertad para de expresarse sobre el ring de forma expedita y creativa y se complemento de manera formidable con un adversario a su altura, que lo entendió y lo acompañó a la perfección. NXT a veces es demasiado frenética en sus combates, pero este no fue el caso, pues si bien hubieron pasajes de la lucha que fueron furiosos y agitados, la acción siempre estuvo enmarcada dentro de un tempo y una métrica uniforme y acorde a lo solicitado por la historia. Simplemente es un combate bellísimo que si te lo perdiste, tienes que buscar la manera de verlo, pues no te decepcionará.

Antes de dar el número uno, quisiera mencionar otros combates que perfectamente pueden estar en la lista


- Daniel Bryan vs. Drew Gulak - Elimination Chamber 2020: una oda magistral a la lucha técnica entre dos superestrellas con estilos muy similares y que conectan en un encuentro muy fluido y dinámico.

- Drew McIntyre vs. Roman Reigns - Survivor Series 2020: una lucha con un ritmo inicial un tanto lento, pero que escala progresivamente hasta llegar a niveles de drama insospechados. Quizás estamos en presencia de la rivalidad que marcará a esta generación de luchadores. 

- Batalla real de 30 hombres - Royal Rumble 2020: Tal vez uno de los "Royal Rumble" mejor trabajados de los últimos tiempos, contó con una historia de fondo muy interesante, con un Lesnar dominante, con el regreso fenomenal de Edge y con la consagración de Drew McIntyre. 

- The Fiend (c) vs. Daniel Bryan - lucha por el campeonato universal de la WWE, Royal Rumble 2020: El "Babyface" por excelencia vs. el personaje más siniestro de la WWE hoy por hoy, una lucha repleta de drama y emoción que no dejó a nadie indiferente. 

- Bayley (c) vs. Sasha Banks - Hell in a cell 2020: La revolución femenina cayó en una especie de bache mediático con la salida de Ronda Rousey y Becky Lynch, pero Sasha y Bayley demuestran que la calidad y que los buenos combates siguen presentes en la división. 


1. Lucha por el titulo del Reino Unido : WALTER (c) vs. Ilja Dragunov - NXT UK: 


Parece increíble que el mejor combate presentado por la WWE este año se haya desarrollado a cientos de kilómetros de los Estados Unidos, en una base de operaciones lejana a los cuarteles generales en Stanford o al "performance center" en Orlando, pero es verdad, en el Reino Unido se gestó la mejor lucha de WWE en este 2020 y te voy a contar por qué.

WALTER es uno de esos personajes que ya no abundan en el mundo de la lucha libre, es un monstruo de 310 libras que no solo basa su arsenal luchisitico en el poderío conferido por su peso y su talla descomunal, el "General del ring" es realmente talentoso y completo, pocos en el negocio golpean tan fuerte como él y pocos son tan consistentes y lucen tan legítimos en su accionar dentro de un encordado, no te confundas, tal vez no tenga el cuerpo más esculpido del espectro de luchadores que encontrarás en este universo, pero créeme, esta mole humana sabe como hacer sentir cada gramo de su anatomía. Sin embargo, Ilja no es precisamente un alfeñique, y aunque su rol en el combate fue el de David luchando contra Goliat, en muchos pasajes también hizo sentir su pegada y sus potentes maniobras. El combate se desarrolló con un ritmo mesurado y a la vez físico y de alto impacto, desde los golpes más simples hasta los castigos más complejos se sentían como verdaderas armas mortales, el dolor es prácticamente palpable, si no viste este clásico, te aseguro que no podrás mirarlo en su totalidad sin gritar ¡ouch! al menos una vez.

WALTER e Ilja se enfrascan en una obra maestra que crece paulatinamente en intensidad y rigor, hasta llevarnos a una secuencia final que solo se puede definir como ¡Brutal!. El estilo recio y "pistolero" Europeo se refleja a cabalidad en esta verdadera guerra de colosos, pocas veces podrás observar un combate tan fuerte y tan sublime en un ring de WWE, sencillamente es una batalla vigorosa e impetuosa que quizás no se vea estética, pero que luce muy real y que como fanático de la empresa y de la lucha libre en general, definitivamente no puedes dejar de ver. 

Y así concluye el recuento de lo que a nuestro criterio es el top 5 de las mejores luchas vistas en WWE, deja en la caja de comentarios tu opinión y dinos si te interesaría ver un top con las mejores luchas incluyendo otras promociones. Feliz 2021, esperemos que este año esté repleto de acción.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario