Circuitos callejeros de la Formula 1 - DHS Mas Info

Nuevo

2020/11/24

Circuitos callejeros de la Formula 1

 

Para muchos ver las carreras de Fórmula 1 en los circuitos callejeros es un truco de marketing y un riesgo innecesario, de hecho es un aspecto muy esencial de este deporte. Los circuitos que se disputan en las calles de las ciudades, no solo acercan el deporte a los aficionados, sino que también son la prueba decisiva de la capacidad de un piloto. Estas pistas estrechas no ofrecen margen de error. No hay áreas adicionales de escape o trampas de grava.

De hecho, últimamente, más y más países han estado explorando la opción de organizar una carrera de Fórmula 1 en el centro de la ciudad en lugar de construir una pista de carreras. El Gran Premio de Singapur, el Gran Premio de Azerbaiyán y el ya desaparecido Gran Premio de Valencia han sido dirigidos por las calles de la ciudad. De hecho, ha habido acercamientos entre la FIA y funcionarios estadounidenses desde hace años para organizar un Gran Premio en las calles de Nueva York, más concretamente en Manhattan. Y no hay que olvidar, la carrera más glamurosa e icónica de todas ellas como;

Mónaco

Es el abuelo de todos los circuitos urbanos y lo decimos de manera literal pues se corre allí desde 1929. La pista fue diseñada por Anthony Noghes, hoy un concepto así sería imposible. Como homenaje al creador, la última pista del circuito lleva su nombre. Por desgracia no es un viraje muy especial, como podría ser la horquilla Loews (que obliga a los autos a montar una dirección que gira más) o la chicane del Puerto, donde Alberto Ascari se equivocó en 1955, terminando en el agua, por suerte sin lesionarse de gravedad. 

Macao

No es ninguna casualidad que Ayrton Senna y Michael Schumacher hayan ganado aquí. No hay muchos lugares que hagan que Mónaco parezca fácil, pero Macao es uno de ellos. La pista de 6,12 km de la antigua colonia portuguesa es tan temible como la Inquisición. Se trata de un cóctel de curvas rápidas, asfalto resbaladizo y vallas de seguridad al lado de la pista. Es, probablemente, el circuito más épico de la actualidad.

Pau

La Fórmula 3 disfruta de algunos de los mejores circuitos. Y eso que pensábamos que la F1 era la cumbre del deporte del motor. Los F3 son algo más compactos por lo que se pueden enfrentar a lugares increíbles como Pau. En el circuito del sur de Francia han ganado estrellas como Fangio. La pista tiene un poco de todo: rectas, una horquilla y algunos baches feroces. Todo ello en medio de la que es probablemente la ciudad más bonita de todas en las que se celebra una carrera.

Madonie

Técnicamente el Circuito delle Madonie (de 72 km) más conocido como Targa Florio es un circuito urbano. Se trata de un viaje terrorífico a través de los pueblos y las montañas de Silicia. Posiblemente es el circuito más peligroso de la historia, que requiere un valor similar a ponerte delante de un toro de lidia. Así que no es ninguna sorpresa que se prohibiera a partir de 1977. Al ser un circuito urbano la pista todavía existe, algunas partes se emplean en el Rally Targa Florio Rally, que nos da una idea de la locura que debió ser la carrera original.

Vila Real

Sir Stirling Moss dijo de Vila Real en Portugal que era una de sus pistas favoritas. Se trata de una auténtica montaña rusa a través de esta ciudad a orillas del río Duero al norte de Portugal, donde no falta un estrecho puente. El circuito todavía se usa en el Campeonato del Mundo de Turismos, aunque se ha eliminado la caída que podría suponer el puente. Sin embargo, el circuito actual mantiene el espíritu de antaño con rasantes ciegos y sin escapatoria. Se parece un poco al Nordschleife alemán.

Las Vegas

América siempre hace todo a lo grande por lo que no se entiende muy bien que se haya llegado a celebrar el GP de F1 en un parking. Aunque no es un parking cualquiera: sino el del Caesar’s Palace. Aunque el GP sólo se celebró en 1981 y 1982. No había circuitos permanentes en Las Vegas (de hecho no había en toda Nevada). Así que se hizo un circuito usando bloques de hormigón, algo parecido a un súper karting. Los pilotos dijeron que la pista era algo confusa pues nunca se veía bien la siguiente curva. A pesar de ello Nelson Piquet tiene buenos recuerdos pues en 1981 ganó allí el título. Allí fue la última victoria del equipo Tyrrel, que triunfó con Michele Alboreto en 1982. Ese año Diana Ross fue la encargada de dar los trofeos 

No es casualidad, nunca nada lo es en Fórmula 1. Los circuitos urbanos tienen numerosas ventajas. Desde una mayor predisposición del público a asistir a un evento dentro de la ciudad, en lugar de tener que desplazarse a grandes recintos en las afueras, sin olvidar la espectacularidad visual, tan importante para el modelo de negocio que el Gran Circo de la Formula 1 aplica, donde Mónaco y Paul Ricard, estando a unos pocos kilómetros de distancia, son la noche y el día.

E incluso se junta el hambre con las ganas de comer. Pues mientras a ciertos gobiernos les resulta más sencillo justificar ciertos gastos como promoción de la ciudad, caso claro de Sochi y Bakú, además les permite prescindir de tener que construir un gran circuito permanente, no teniendo que afrontar este gran gasto, entre los últimos grandes proyectos construidos por y para la Fórmula 1, se encuentran el prácticamente abandonado circuito de Buddh, en la India, el de Istanbul Park, que tanto gustó a los pilotos, pero que ha sufrido mil penurias y ha tenido que ser rescatado por inversores locales en varias ocasiones, o incluso el circuito de las Américas, en Austin, gestionado de forma novedosa a través de una cooperativa, y que año a año evidencia sus dificultades económicas.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario